jueves, 16 de diciembre de 2010

La Construcción..., esa gran Madre del desarrollo del tejido industrial y económico de todos los sectores, el pan de todos.

Cuando un país está en proceso de crecimiento, se nota por la cantidad de viviendas y demás obras, que se construyen. Alguien me dijo una vez: "Para averiguar si un núcleo urbano es rico, fíjate en la cantidad de grúas de construcción que hay".

Es cierto que en nuestro país, cuando se despertó del letargo al que estuvo sometido, comenzó con una febril actividad, "la del ladrillo y del hormigón", de hecho en Europa nos caracterizaron así.

La verdad, es que reactivó la economía a todos los niveles y fué la clave de la riqueza, de la que todos sin excepción sacamos provecho en nuestro crecimiento profesional y personal, la vivienda genera necesariamente la necesidad de otros muchos oficios, que a su vez crea mano de obra en fábricas de ladrillo, cemento, yeso y escayola, ferralla, teja cerámica y derivados, electricidad, fontanería, carpintería de madera, hierro y aluminio, pintura y decoraciones, mobiliario, electrodomésticos, gestores de documentación pública y privada y un largo etc. de oficios. Realmente fué y es, la madre del tejido industrial y económico nuestro.

¿Acaso no es para sentirse un país, orgulloso de evolucionar y crecer al unísono en toda su zona geográfica?. Por supuesto que sí, teníamos mucho trabajo que hacer, y en el transcurrir de los años las edificaciones han ido adaptándose al modernismo y técnica de su tiempo. Logrando con ello el embellecimiento típico y peculiar de nuestras ciudades, las cuales, muchas, han traspasado fronteras en el mundo al ser conocidas por su belleza tanto antigua como moderna, llegando a ser cosmopolita con derecho propio, innegablemente por su crecimiento.

Actualmente parece que ya todo estuviese hecho, por el parón que ha tenido dicho sector, y nada más alejado de la realidad, aún queda mucho por hacer para enriquecer nuestro país. Es sabido de todos, que cuando la construcción ha frenado, siempre lo ha motivado los manejos de la banca con los tipos de interés y el desenfreno que ellos mismos han ocasionado, en los años 90, por subir el precio del dinero, dando lugar a que la mayoría de las familias españolas no tuvieran acceso a comprarse una vivienda, el resultado fué obvio, si las constructoras y promotoras no vendían, no podían seguir construyendo, por ende, trabajadores de todos los sectores.... al paro. Pasaron aquellos malos años y los superamos hasta que poco a poco, la banca, iba soltando rienda en los prestamos hipotecarios y personales, todo volvía a respirar con alivio y seguimos creciendo confiados en que éramos los reyes del mambo.

Si todo iba bien... ¿qué ha fallado?, ¿porqué dicha riqueza nos aboca otra vez, al desastre de la ruina de la inmensa mayoría?.
Varios son los factores (a mi humilde modo de ver y entender), que producen el batacazo de una riqueza ficticia, nuevamente teniendo mucho que ver la banca y la propia administración, que miraban para otro lado por los dividendos que se generaban, ante el disloque general de comprar, comprar y comprar...., todo era hacer acopio de riqueza egoísta al vender cada vez más caro lo comprado y los bancos permitiendo y entrando al juego, no es de justicia que una misma vivienda se escriturase en un mismo año hasta 6 u 8 veces, por supuesto con cada hipoteca más subida de dinero e intereses, teniendo que optar por la ampliación del tiempo hasta 30 o 40 años el pago para los compradores, ahora había que cruzar los dedos para que todo fuese bien.

¿Porqué permitía la administración empezando por notarios, secretarios de los registros de la propiedad, ayuntamientos, comunidades autónomas, sobre-valorar los inmuebles y registrarlos si su referente catastral, era mucho mas bajo? ¿porqué consentían ésta falsedad documental que era más que obvia y evidente?.
Ya sabemos que hay libre mercado, pero esta materia tenía y sigue teniendo el peso más que suficiente como para afectar a la economía del país, ¿porqué no controlaron actuaciones de este tipo y otros, para evitar lo que los eruditos en la materia auguraban? ¿acaso no les importaban el efecto que esto nos suponía a la población?, o tal vez, temiendo algo peor, ¿no supieron asumir... o la ignorancia o la incapacidad de visualizar el golpe, cuando profetizaban lo del pinchazo de la burbuja inmobiliaria?. ¡Señores...!, ¿no es más inteligente prevenir que curar?...., en fin, ahora solo queda la resignación por la negligencia de no haber hecho nada a tiempo, solo disfrutar y enriquecerse (quien lo haya hecho), de las vacas gordas, ya habrá quienes paguen los platos rotos, siempre se salvan los que tenemos encima nuestra y nos toca jodernos y aguantar sus cagadas.

Cuantos obreros y buenos profesionales han tenido que cerrar lo que tanto esfuerzo les ha costado, cuanto sudor y desasosiego se lo quedan los de siempre, los bancos, parecen una hucha rota, por más que les pagues nunca terminas con ellos entre intereses, comisiones y otros gastos. Tienen la propiedad de casi todo el país y cuando tienen problemas económicos, todavía tenemos que salvarlos, ¡hay que joderse!, el caso es que todavía proclaman orgullosos en sus juntas de accionistas, cuando nos enteramos por la tv, lo buenos que son y lo bien que lo han hecho que en el año han ganado tantos millones de € en beneficios libres de polvo y paja, y me quedo loco entendiendo menos todavía, cuando ha habido que rescatarlos con dinero público, ¿dónde se guardan sus beneficios que nos los emplean en tapar sus agujeros?, sin duda tienen muy bien montado el tinglado, su máxima es: "solo ganar", y lo curioso de todo es que manejan el dinero ajeno, es decir, el de todos. Y...., sí, ya sé, que dicen que lo devolverán, seguro, pero ellos le ganarán dinero a tu dinero (me refiero al estado), y tú te creas el agujero de la inflación un poco más grande, pero no pasa nada, tienes donde recortar, ¡a los jodidos de siempre!, a los que hacemos que ustedes vivan bien, felices y hermosos.

Retomando el tema de esta inevitable desviación, hoy por hoy todavía queda mucho trabajo que hacer, y hay mucha mano dispuesta que se dejaría la piel por hacerlo.
El caso es que el gobierno, rozó sucintamente una solución creo que importante, cuando hizo un primer despliegue de medidas, ayudando a los ayuntamientos a ejecutar obras de reformas urbanas, por lo menos los afortunados en esta quiniela, tuvieron su sueldo y cotización a la S.S. durante el tiempo de la realización de la obra, mira por donde algunas calles y plazas han podido quedarse decentemente, ¡Que generosidad!, ¿ya se les acabó el dinero....?.

Entre, tanto bienpensante, ingeniero, asesor y erudito con los que se rodean ¿no encuentran solución para que la Madre del pan de todos, se recupere de su ya larga enfermedad?. Está muy bien y es lo que toca, la ejecución de infraestructuras que se están llevando a cabo en España, pues para eso...., para modernizarla más y mejor, como lo del ave que hará que el dinero fluya a mayor velocidad entre las ciudades que las conecta, la última Valencia, eso es bueno para todos, pero sinceramente creo que se puede hacer todavía algo más para el beneficio de una gran mayoría, sin que suponga demasiado esfuerzo económico y aunque no lo parezca retornaría con beneficios a largo plazo.

España es un país rico en historia, de hecho hay piedras que nos hablan de ella. España es un país acogedor para el que viene de fuera, es lo que nos cuentan los que controlan el turismo y lo vemos por la tv. España tiene una cuenta pendiente y cada día más sangrante, con los que hacen de la calle su hogar por haberlo perdido todo, después de pasarse la vida contribuyendo como el que más al crecimiento de nuestro país, y no es arreglo ninguno la gracia para quien lo cobre y mientras le dure, de 420.-€, eso es un insulto a la dignidad, ¿ustedes los que deciden dicha prestación, vivirían con semejante fortuna?, ¡ya está bien de tanto vituperio!, ahí les quisiera ver para que se conciencien de una puñetera vez, que con migajas como esa, es la agonía previa a la muerte por el desamparo social. Pero eso sí, cuando hay que ser generosos con otros países (y no son por desgracia los necesitados de ayuda humanitaria), mandamos los millones de € que hagan falta. Pero Sres. gobernantes, antes de ir a barrer la casa ajena ¿porqué no barren la suya...., que está llena de mierda?.

Desde que empezó a endurecerse la crisis que nos afecta a los españoles, me he hecho el siguiente planteamiento muchas veces, cuando salen a la luz, cada vez más, casos de familias que te encogen el corazón por las situaciones que han de estar viviendo, y todos por la misma razón.
Es tan simple que les puede parecer una absurdez (me refiero a los bienpensantes que deciden nuestro bienestar), pero que no lo creo vislumbrando su alcance.
Con la riqueza histórica que tenemos en nuestro suelo por todo el país, y que se nos está pudriéndo y desmoronando, perdiéndo así las huellas de nuestro pasado. Hecho que será imperdonable por las generaciones futuras, me pregunto ¿no sería una buena labor recuperarla, empleando a obreros de la construcción y acondicionarla, con el fin de hacerla visitable para el turismo....?, bajo ésta premisa se lograrían varios objetivos, el principal, rebajar la cantidad de desempleados del sector, otro recuperar las joyas olvidadas históricas haciéndolas visitables y explotarlas, generando más puestos de trabajo, por otro lado serían puntos de ruta turística, lo que bien promocionado, atraería visitantes tanto nacionales como internacionales, otro beneficiario directo el sector de la hostelería.... más puestos de trabajo, y de cara al exterior una excelente imagen de nuestro país. En otro orden de cosas, los fondos que se destinan para el subsidio de los empleados ahora (en este proyecto), se quedan en la caja de la S.S. como pago de las  cotizaciones, teniendo como resultado  obreros en activo cotizando y creando riqueza para otros después.

¿No existe el problema, de mucha falta de viviendas sociales para marginados y los que están sin techo? ¿tan complicado es entre tanto sabio, gestionar empresas sean cooperativas u otra cosa, para que cumplan su cometido con un control exhaustivo, que garantice tanto el trabajo como la construcción, y matamos dos pájaros de un tiro?.
La cantidad de millones de € que se están esfumando en supuestas ayudas, que no están resolviendo nada por insuficientes y que son pan para hoy y hambre para mañana. Un proverbio chino conocido dice: "no me des pescado, enséñame a pescar", ¿porqué no ponen voluntad expresa en querer aliviar de verdad el problema del pueblo?, existen formulas para hacerlo posible hoy, con los que están sufriendo las consecuencias y que no podrán de ningún modo reciclarse (posiblemente un número ínfimo), con las tendencias del mercado laboral futuro, tanto por la educación mínima que tengan o por falta de ella, como por las edades que son irretornables. Ahora toca solucionar a los que están y en lo que saben, y en la medida que el sector se cierre, que no lo hará nunca, tendrá más o menos intensidad pero ni nosotros ni los que vienen detrás, verán su final.
Son las nuevas generaciones que tendrán mayores oportunidades y medios de cara a los empleos futuros, y en la tendencia que estos tendrán es cuando hablaremos de una transformación en los empleos. No pueden quedarse de brazos cruzados escudándose en que es una crisis no solo de España. Sres. mios, ponganse las pilas y trabajen concienzudamente, que para eso les votamos (quien lo haya hecho), ganensé sus buenos sueldos si no quieren que los españoles les suspendamos el contrato y me estoy refiriendo a toda la cuadrilla que vive de la política...., osea, de nosotros los españoles, estamos, y hablo en voz pópuli, muy desesperanzados, quemados y cabreados, y eso no es bueno para nadie.

Un placer,

Juan Saura. 

  


3 comentarios:

  1. Gracias por tu comentario Castrodorrey, agradecido por tus palabras, como ves, por más que se diga, este tema da para mucho y más, dices bien, que solo propongo dos soluciones, y para mi humilde ser ya es demasiado, pues no trato de hacer política como te has dado cuenta, más bien, lo que todos, y cada uno desde nuestra visión.
    Lo que comentas de las infraestructuras que se crearon para la Expo de Sevilla, no deja de ser una vergüenza de aquellos que maquinaron semejante inversión, para dejarla morir tras su conclusión, es evidente que todo fué una fachada de cara al mundo exterior y para éste, estoy más en la idea de que los resultados conseguidos fueron menores que el gasto invertido ¿no opinas tú lo mismo?.
    En cualquier caso la idea creo que útil, sería la de explotar la inversión, tómese como referencia la ciudad de Valencia y la cantidad de turismo que atrae de todas partes, yo lo certifico, porque sencillamente lo veo; tómese por ejemplo en caso de antigüedad, la bellísima ciudad de Toledo, y tantas más.
    Pero lo interesante de todo, no es hablar de éstas o aquellas construcciones, si no más bien hacer ver la incompetencia de los gestores que nos han traído a donde estamos, cuando se suponía que a éstas alturas deberíamos avanzar en lugar de retroceder ¿no te parece?, con la finalidad de despertarnos todos del encantamiento de palabras bonitas para sumar votos.

    Para mí es un placer contar con tu criterio, te deseo lo mejor para ti y los tuyos y especialmente en éstas fechas, feliz navidad.

    ResponderEliminar
  2. Casas, las necesarias. Pero la riqueza la genera la tecnología, que permite vender los productos con un alto valor añadido.Aquí se cerraban fabricas para construir viviendas y digo se cerraban, no se trasladaban. La especulación siempre ha existido, pero... el mercado financiero alimento un monstruo que luego nos hemos tenido que comer entre todos.
    Es mejor diez talgos que un AVE, digo yo, pues en este país mientras ponemos aves cerramos lineas directas Burgos Madrid por ejemplo...

    ResponderEliminar
  3. Gracias Temujín, por tu inestimable comentario.
    Está claro, que en éste país de sabios, no dan en el clavo ni aunque les lleven las manos.
    Yo he vivido por propia experiencia, la riqueza que la construcción ha generado, y en mi conclusión desde la perspectiva de los años, me doy cuenta, de que ha sido un motor importante en la economía de nuestro país, claro está, que bien dirigido y controlado, que no es lo que se ha hecho, por la especulación de tantos "listos", que hizo que se convirtiese en un desmadre, generando así su desplome,por la codicia de la riqueza fácil.
    Dices bien respecto de la tecnología, es un campo amplísimo donde hay muchas posibilidades, pero en un país que quien no valía para estudiar, se empleaba, o en el campo o en los albañiles, osease, la gran mayoría de mano de obra, eso era utopía en su amplio concepto, y te lo digo con conocimiento de causa por mi profesión en varios aspectos relacionados con el sector de la construcción, y por contra, tengo a mi hijo mayor, viviendo como un rey en Holanda, precisamente de la tecnología, porque aquí se mueren de asco, hechos reales cuando técnicos cualificados, han tenido que subirse en los andamios.
    No me veo a la gran cantidad, de mano de obra, "cualificada" en la "tecnología" del ladrillo, fabricando micro-chip, o maquinaria de alto nivel de utilidades múltiples, si acaso, una minoría previamente cualificada.
    Lo triste de los mandamases de éste país, en todas sus épocas, es que no prevén el futuro laboral de sus gobernados, cuando la economía anda saneada, lo hacen (y de qué manera), cuando se genera el desaguisado, estupidez mayúscula, puesto que el bienestar del que tanto se jactan haber conseguido con sus políticas, es solo falacia de ineptos. Lo inteligente, para cualquier negocio, donde hay $$ envuelto, es generar cambios, cuando todo funciona de puta madre, así el efecto negativo, solo serían "rasguños", en la población, y asevero más, si acaso, ni eso.
    Pero en "Spanish" "dormimos" "la siesta" "con la barriga llena", y se nos escapan todas.......

    ResponderEliminar

Tus comentarios de libre expresión ¡siempre serán bienvenidos y agradecidos!, si no contienen insultos ni descalificaciones personales hacia nadie que pueda discrepar con tu modo de pensar. Por lo que antes de escribir... PIENSA en las intenciones que te impulsan a participar.