domingo, 12 de diciembre de 2010

Teníamos tantas ganas de construir una sociedad en libertad, que nadie reparó en que la libertad se confundiese con el libertinaje

No es difícil imaginar el alivio,  descanso y la alegría que se produce en un pueblo cuando éste rompe sus cadenas de la  opresión, solo hay que mirar en la historia para averiguar que cualquier precio que pagaran, merecía la pena si con eso lograban la libertad.

La libertad...., ese don tan preciado para cualquier ser humano, depender de sí mismo sin tener que sentirse sometido por otro igual. Eso es lo que pretende la democracia, que el pueblo viva libre y que libremente escoja a quien le gobierne, resulta paradójica la diferencia entre sentirse sometido por obligación y someterse libremente.... verdad?, de otro modo si no existiese un control de las libertades sería una anarquía, cada uno haciendo lo que le plazca a su modo de ver y entender la vida aunque suponga perjuicios para otros.

Mi observación, es que la democracia es buena para todos, eso sí, si mira por el beneficio del pueblo y los gobernantes son honrados en sus tareas, aquí es donde hay mucha tela que cortar porque surgen multitud de proyectos y programas para cómo hacerlo mejor que la competencia entre una opción y otra, pero mi comentario no anda por ideología política de ninguna clase, más bien por el concepto "libertad" que trae añadida la democracia.

En nuestro país (España), desde junio del 1977 aunque el proceso había comenzado poco antes, se empezó a perfilar cómo queríamos vivir la ansiada libertad después de 40 años sometidos a una dictadura militar, un año después en el 78 nació nuestra  necesitada constitución, querida tanto por todos los que la elaboraron como por el pueblo en general y como no, siempre  hay excepciones como en todas las cosas y afortunadamente muy minoritaria.... y ahí lo dejo.

Empezamos a sentir los efectos de una manera lenta y era normal, ciertas sensaciones no se olvidan de un día para otro, todo era como debía ser, progresivo, ajustando y creando leyes acordes a las nuevas situaciones y en los nuevos tiempos, ahora los que podemos mirar hacia atrás desde el año presente 2010, observamos la transformación que ha supuesto la libertad, es como si desde una montaña, divisásemos la lejanía de un gran valle.

Ahora tenemos generaciones con la edad de la democracia y otras más jóvenes, ¡enhorabuena! para ellos, no entienden el vivir con temor. ¡Que bien... lo hemos logrado! conciudadanos, ahora solo se trata de trabajar  para lograr el bien  común  y propio, adaptarnos a todo lo nuevo tanto bueno como malo, adecuar las leyes a las nuevas situaciones, ese es el papel de la democracia, avanzar para dar respuesta equitativa a la sociedad y por igual.

Estoy convencido de que todos, en mayor o menor grado, estamos informados de las noticias que ocurren en nuestro país, antes tenías que hacerlo por la prensa (hoy también), por la radio (hoy también) y por la tv, antes no tanto, y recuerdo cuando era un artículo de lujo para quien podía permitírsela, y ahora es el medio prioritario e imprescindible en cualquier hogar para todos (o casi), la misma tv nos ha mostrado la progresión de las libertades, nos ha informado de nuevas delincuencias que a los de "antes" nos dejan atónitos y perplejos por la incredulidad de lo que está pasando, y por supuesto hay leyes para todo y si no, ya están los jueces interpretando la jurisprudencia como buenamente (o casi), pueden, nadie se queda sin castigo, por lo menos en papeles.

Es un privilegio vivir en un país que ha forjado su camino, donde los derechos y libertades están garantizados, es alentador saber que nuestra sociedad no admite delincuentes maltratadores por desprecio a la mujer, pederastas que arruinan la estabilidad emocional de los niños con sus abusos, que los niños reciban protección ante la explotación, y otros que no relato por no extenderme, algunas más recientes que otras, otra cosa es que el sistema funcione como debe hacerlo y todo quede en su lugar, es decir el delincuente castigado y la víctima protegida, aunque.... me temo que esto no nos está saliendo tan bien.... verdad?, porque me suena que en muchos casos la víctima termina en el hoyo y el delincuente en "libertad"..., haber ya me estoy confundiendo, esa libertad me parece que no es  a la  que empecé haciendo referencia.

Decía que hacemos bien en nuestra sociedad creando leyes para protegernos todos...., hasta los animales  tienen derecho a su vida para que nadie les haga sufrir o, los abandone o, los maten, no podemos tolerar que nadie se extralimite con la vida ajena. 

Bajo  criterio del escritor, habiendo sido observador de lo que llevo relatado me digo a mi mismo.... algo no marcha bien, es como cuando una máquina en su funcionamiento normal empieza a hacer ruidos inusuales, el final si no se repara a tiempo puede resultar una "avería" seria.

Debería ser impensable el que sucediese lo que lamentablemente vemos todos los días, pero desde hace unos pocos años atrás, y no me refiero a las injusticias sociales de las que hablaremos en otro momento, más bien a las que requieren, creo sinceramente, una atención extraordinaria por las consecuencias que puedan deparar en un futuro, no estoy siendo (ni lo pretendo) alarmista pues hasta la propia naturaleza cuando la "sobrecargarmos", se sacude para reajustarse y pobre a quien  pille por medio.

Estamos insensibilizándonos contra todo, como si nos vacunasen en pequeñas dosis, mientras no nos perjudique a uno mismo, nos retraemos de hacer el bien la mayoría de ocasiones por miedo y otras por las consecuencias. No quiero comprender las triquiñuelas llamadas legales que consienten que un asesino se burle paseando a la vista de la familia de la víctima.  Tampoco comprendo que tipo de justicia es la que encarcela unos cuantos años al  ladrón de minucias y permite la libertad de pederastas y bazares ambulantes de droga.  Me cuesta asumir la simple lógica de que quien se defienda legítimamente, como no puede ser de otra manera, de una agresión en su propia casa, termine sentado en el banquillo como acusado.... y que todo quede ahí.  Igualmente es de vómito presenciar como delincuentes probados  los exhiben los medios haciendo alardes de sus proezas quedando impunes en plena libertad, dónde se guarda la justicia los derechos de las víctimas.  Cómo educarán unos buenos padres a un hijo rebelde si han de "castigarlo" y no me refiero al maltrato, por no cumplir con sus deberes o sencillamente obedecer, si el hijo con un poco de mala idea solo tiene que hacerse un moratón y llamar al teléfono del menor y denunciar, ahora por si no tienen bastante,  la justicia envalentonada da un castigo ejemplar a esos padres sin percatarse de que hasta un niño travieso se ha salido con la suya riéndose en la cara de ambos. Qué estamos haciendo con nuestros jóvenes que tienen más medios que nosotros tuvimos, para ser más inteligentes y cultos y se pasan la vida holgazaneando y si hacen algo es para joder al prójimo. A nosotros se nos hizo ver lo que cuesta conseguir las cosas, y ningún padre quiere que su hijo pase lo mal que él sufrió, Cómo se puede usar la democracia para "respetar" su "hago lo que me sale de....". Qué lógica asume que niñas adolescentes, puedan decidir sobre un embarazo sin que sus padres puedan hacer o decir algo que no solamente asumir los problemas, y cuando asesinan y violan "son menores de edad ".   Podría seguir añadiendo sucesos que destrozan la razón y el sentido común y alargar la lista, pero es deprimente y mejor hasta aquí.  Tengo la impresión de que hemos creado una sociedad no tan libre, hay el dicho de que "la justicia  mata moscas a cañonazos" muy severa con delitos menores, y muy blanda con delitos mayores,  (cada uno lo interprete a su gusto) y que parece más que está hecha para defender a los delincuentes que a las víctimas, estos quedan impunes por falta de la "prueba" más inverosímil, aunque el delito sea más que manifiesto y si no me creen pregunten a cualquier víctima.... ya les dirá lo que opina, muy seguramente, con dolor, rabia, impotencia, indefensión y una falta de fe en la justicia, total.

Esta no es la libertad de la que comencé escribiendo, me pregunto si no estaremos inmersos en la opresión del sistema que con tantas ganas celebramos antaño, estamos como en una red de pesca y todos pillados dentro, la libertad está siendo usada para el libertinaje de quien sabe mover los hilos y sacar provecho, tengo la sensación de que volvemos a las cadenas, una de ellas las financieras, si no tienes $, no hay democracia y sus leyes que respalden la libertad, a pesar de que lo escribiesen con mucho fervor en la constitución lo del derecho a vivienda, trabajo y protección social, eso solo queda para unos pocos privilegiados, pero en cuanto a obligaciones.... eso es otro cantar, se cumplen todas. No pretendo una alegoría  del pasado....no por favor, la humanidad está avocada al avance y eso es bueno, la cuestión es cómo manejamos los frutos de dichos avances y permitimos que se use de modo tan irracional.... La Libertad conseguida.

Un placer.

Juan Saura.        


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios de libre expresión ¡siempre serán bienvenidos y agradecidos!, si no contienen insultos ni descalificaciones personales hacia nadie que pueda discrepar con tu modo de pensar. Por lo que antes de escribir... PIENSA en las intenciones que te impulsan a participar.